Ir al contenido principal

Modelo de trabajo híbrido y cómo mantener el liderazgo

 Uno de los legados más significativos que nos ha dejado la pandemia ha sido la modalidad de trabajo a distancia, que, aunque no es una novedad, ha llegado al ámbito laboral para cambiar la forma de trabajar del siglo XXI. El trabajo remoto se presentó como la alternativa perfecta para salvaguardar la salud de los colaboradores sin detener por completo la operación de las empresas. A distancia, los trabajadores tienen la practicidad de operar desde la seguridad de sus hogares, evitando con esto el riesgo de contagio, a lo que se suman otros beneficios como lo son el no transportarse a la oficina y atender asuntos menores personales siempre que y cuando la operación no se vea afectada.


2020 significó la implementación del trabajo remoto, pero el 2021 y el paulatino regreso a las oficinas y a la “normalidad” replanteó la forma de realizar las labores de oficina. Demostrando ser realmente práctico e igual de efectivo que el trabajo presencial, la modalidad a distancia no se eliminó del panorama laboral por completo, sino que se adaptó a una nueva modalidad que mezclaba la operación remota y la presencial en un modelo de trabajo híbrido. Esta nueva forma de trabajar ofrece la formalidad del trabajo presencial en la oficina, con el equipo y lugar de trabajo que esto implica, así como la practicidad de operar de manera remota, ya sea en casa o en cualquier otro lugar, con las comodidades y beneficios que la acompañan. 


Dentro del modelo híbrido existen diferentes formas de implementarlo, priorizando ya sea en la forma presencial o en el trabajo a distancia. Cuando la prioridad es el trabajo remoto, el trabajador tiene como modalidad principal la operación a distancia, asistiendo a su oficina o corporativo solamente las veces que sea sumamente necesario, ya sea para juntas de trabajo, eventos, o que sus actividades lo vean realmente necesarios. Por otra parte, cuando la prioridad es el trabajo presencial, el trabajo remoto pasa a ser algo ocasional. La mayoría de las veces el trabajo presencial suele ser el prioritario, aunque hoy en día las empresas no consideran esta realidad un factor determinante para estructurar un buen plan de modalidad híbrida, que ofrece tanto la asistencia a la oficina como el trabajo remoto de igual manera, claro está, siempre que la productividad no se vea afectada.


La cuestión aquí es ¿Cómo mantener el liderazgo y coordinación en una modalidad que ofrece de alguna forma tanta libertad laboral? Un buen líder, no jefe, conoce bien a su equipo, conoce sus capacidades y sus personalidades. Cuando se llega a este punto de instaurar una modalidad híbrida, todos, tanto líderes como subordinados tienen que poner de su parte. Para ello, factores como la confianza, la responsabilidad, el profesionalismo y, sobre todo, la comunicación, son sumamente importantes para garantizar el éxito de implementar un modelo híbrido. Por ello, el liderazgo a distancia puede mantenerse contando con un equipo responsable y profesional, capaz de poder operar de forma remota sin ningún inconveniente, manteniendo una comunicación constante con su equipo y monitoreando sus actividades y resultados.


EL modelo híbrido podría convertirse en la forma de trabajo ideal de nuestra era, pues mezcla la formalidad de un trabajo presencial de oficina y su tradicional operatividad, con la practicidad de la era digital y el trabajo remoto, todo ello ofreciendo los mismos e incluso mejores resultados, mayor productividad, y algo muy importante que se suele olvidar, mantener al equipo de trabajo cómodo y felices de pertenecer a la compañía.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Etapas y plazos para pagar PTU. ¡Aquí te decimos cuándo!

  ¿Tu empresa está preparada para recibir el mes de mayo? Con este mes, llega el reparto de utilidades o por sus siglas: PTU (Participación de los trabajadores en las utilidades) Cada año el trabajador debe recibir 10% de las utilidades generadas por la empresa durante el año inmediato anterior. El PTU o reparto de utilidades posee diferentes etapas, plazos y fechas límite según fundamentos de la Ley Federal del trabajo.   Te invitamos a checar todas las etapas y fechas límite para cumplir con el pago de Reparto de utilidades , conocido también como PTU :  

¿Qué buscan los Millennials en un trabajo?

 L a generación del milenio busca estar lo mejor preparada posible para enfrentar las circunstancias que se le presenten, y el aspecto laboral no es la excepción. Si bien es visualizada como una generación con poco compromiso laboral, esto no es del todo cierto. Sencillamente, las prioridades de los Millennials son otras, muy diferentes a las de sus generaciones antecesoras, las cuales ante todo buscan estabilidad y un trabajo a largo plazo.   Por el contrario, la naturaleza dinámica y de superación de los Millennials los hace estar en constante cambio, analizando el ambiente laboral en busca de hacerlo mejor tanto para sí mismos como para su empresa. Si se está de acuerdo con los ideales y la visión empresarial de su lugar de trabajo, los Millennials pueden ser excelentes colaboradores y aliados profesionales. Pero, si las condiciones laborales son insuficientes, estos buscarán un mejor lugar para ejercer su profesión. Hay que tener presente que la realización profesional y el sentirs

Importancia de la capacitación

  La capacitación empresarial es una práctica necesaria y efectiva. La actualización de los conocimientos de cada colaborador es necesaria teniendo en cuenta que vivimos en un mundo donde una de las grandes certezas es que siempre se está en constante cambio, por lo cual, los procesos, habilidades y conocimientos están en constante evolución.  La capacitación continua puede adquirirse mediante diferentes herramientas que van desde: Cursos y talleres Eventos masivos como conferencias y congreso Diplomados o una asesoría personal por parte de un colaborador a otro Y recientemente, los webinars que otorgan la capacidad de actualizarse a distancia.  Capacitarse actualiza los conocimientos previamente adquiridos y otorga nuevas habilidades a nuestra preparación laboral, los cuales mejoran la capacidad de respuesta del trabajador, generan calidad en los resultados, aumentan la productividad, reducen los tiempos haciendo los procesos más eficientes, y promueven la permanencia laboral y un